articulo | Entretenimiento

El fandom y sus diferentes caras

Por pululon | 07:05
Una mirada poco objetiva a la situación del fandom en general.

El otro día estaba boludeando en internet y caigo a un post de Sankaku Complex que inflamo mi pecho con una ira asesina. Yo suelo intentar ser bastante neutral en el accionar del fandom siempre y cuando este no sea de carácter negativo a un tercero, como es el caso de las sesiones de saludos a las idols. O sea, si un otaku decide casarse con su dakimakura, todo bien, si decide comprar 500 CDs de AKB48 para obtener un solo ticket, todo bien, pero hay cosas que no se deben tocar, que no se deben empañar, y es en esos momentos en que entiendo de manera profunda a Ash Ketchup cuando decía que había que atraparlos a todos, pero solo que acá es sin prisioneros… hay que matarlos a todos.
El post en cuestión nos mostraba a una Misuki Nana muy coqueta haciendo cosplay de “Sailor Lolita” y “Gothic Vampire” para el ultimo numero de la revista Gothic & Lolita Bible de Index Communications, y como era de esperarse, estuvo esplendida como lo pueden ver en las fotos de aquí abajo.

Misuki Nana Gothic Vampire

Misuki Nana Sailor Lolita

Pero la cuestión del post no era mostrar las fotos de Nana, sino en la reacción de algunos otaku, cosa que fue nefasta y realmente me cayo muy, pero muy mal. Acá paso a transcribir algunos de los comentarios, de los cuales espero que hayan sido en plan de joda, pero conociendo al fandom nipón puedo creer que son ciertos.

“Grotesque lolita.”

“Ultra espeso maquillaje y completo Photoshop. E incluso así parece una mujer vieja”

“Esta bien con eso, siempre y cuando no la tengas que conocer nunca”

“Su cara parece una vieja bolsa”

“Renuncia!”

“Haciendo cosplay en tus treinta, vergonzoso”

“Ya déjalo, vieja bruja!”

O sea, estamos hablando de Misuki Nana, no podes ser tan… no se, tan… tan pelotudo! Pero bueno, esto me llevo a pensar en el estado del fandom desde mi propia perspectiva y acotado conocimiento. En Japón tenemos a los otaku, que según la sociedad son lo peor de lo peor, y bueno, cuando uno ve cosas como estas no lqueda otra que caer ante la abrumadora evidencia. Pero también hay que tener en cuenta que mucho de lo que nosotros amamos, el manga y el anime, depende bastante de esta clase de otaku que son un cáncer para el fandom, pero un deje de respiro para la industria.
Me explico.  Claramente un anime con colegialas moe, o que tenga en personajes que caigan en esta descripción, apunta a que estos fans se compren todo lo relacionado con la franquicia y así mantener al productor de la misma. Me puedo jugar la cabeza que una de las cosas que pudo empañar a K-ON! versión universidad es que las chicas ya no tenían 15 años y se vestían como colegialas, cuando en mi cabeza no puedo comprender como puede haber algo mas atractivo que Tsumugi con 19/20 años. Otro caso claro es el de los otaku comprando 500 CDs para un ticket, claramente estamos frente a una estrategia que alimenta esta parte nefasta del fandom para poder exprimir dinero de los mismos. Tenemos anime que porque no tienen moe o algún fetiche caen en desgracia frente a trabajos muchísimo mas simple pero que tienen algún fetiche dando vueltas. Aun así estos productos son los que son comprados después por legiones de fans, donde, seamos sinceros, la mayoría son tipos de 30+ que se hacen la paja con pibas de 15 años. Esto, obviamente, va a tener siempre un daño colateral para con el fandom en general, y en Japón es visible un 100%, dado que los otaku son vistos como un cáncer en la sociedad, y un pibe de 15 años que gusta del manga y el anime claramente no va a querer quedar marcado con tal sinónimo de vergüenza. Si, están los grupos de otaku que son buena onda y no tienen ninguna afición extraña y disfrutan reuniéndose a compartir lo que les gusta, pero los mas nefastos siempre arrojaran sobre estos la sombra de la duda para con la sociedad, evitando que realmente se desarrolle el fandom y tenga un lugar importante en la misma mas allá de ser un target para el comercio. Pero eso es una pequeña parte de lo complejo que es el fandom nipón, y no me voy a colgar con esto porque quiero hacer una analogía, dado que después de tirarle con un caño a los otaku (los peores digo) no voy a dejar de lado otro grupo de fans que también me caen muy mal, y estos están en occidente.
Estoy hablando de un selecto grupo de fans de comics. Yo soy un fan de comic, a los 8 años descubrí la grosura de un comic de Batman hecho por Denis O ‘Neil y Neil Adams y me compro forever ( a esa misma edad vi Akira de Otomo, y me compro forever también XD), pero es innegable que dentro del mundo del comic occidental, en decadencia en estos días donde sus franquicias solo tienen éxito como debe ser recién en el cine, tiene su lado oscuro, muy oscuro, que evita que el fandom se desarrolle de una forma saludable.
Estoy hablando de esos comiqueros veteranos que se las saben todas y encima se juntan en las comiquerías mirando desde una posición elevada y autoproclamada al resto de los mortales que son ignaros en su propio mundo. A que me refiero? Por ejemplo entra un pibe de 15/16 años a una comiquería buscando un comic de Spiderman porque vio la película, ve y agarra un comic de Deadpool y dice “le cambiaron el traje a Spiderman?”, para que… acá nadie, salvo el vendedor si tenes suerte, se va a dignar a explicarte bien que ese no es Spiderman, sino que siempre va a estar el que va a decir algo como “estos pibes de ahora que solo ven las películas, no saben nada de comics”. Obvio que no saben nada, vienen a aprender, pero bueno, es así como se rechaza de forma efectiva un potencial comprador, y esto en USA se ve mucho. Esas tiendas que parecen cuevas donde se reúnen una serie de señores al más puro estilo secta a comentar de comics y tratan de seres inferiores a los que no saben nada, ni que decir si queres entrar en una discusión civilizada y le pegas a su héroe favorito. Aunque este último aspecto puede vivirse virtualmente gracias a los foros de discusión donde se puede ver claramente como estos personajes lejos de avivar la flama del fandom en los jóvenes lectores no logran sino espantarlos y así terminan buscando alguna otra afición.
Hoy por hoy, la historieta en USA sufre por estos fans, sufre porque no viene gente nueva a comprar, sufre porque toda una generación se dedico a hacerse el groso y espantar a los nuevos. Y lo peor de todo es que pasa como con el anime y el manga, el comic en USA se encuentra en una suerte de popurrí de ideas donde se quiere lograr un producto que atraiga a nueva gente al tiempo que intentan complacer a estos veteranos que no aportan nada. Si, es un salto arriesgado el apostar a los nuevos y dejar medio en banda a tu base de compradores actuales, pero las cosas cambian y uno debe cambiar con ellas, y no solo va para las editoriales, sino para los mismos fans que enarbolan la bandera de que lo de antes era mejor.
Pero ahora vamos a un grupo de fans que me caen demasiado bien, no es que no tengan su lado negativo, porque lo tienen, pero este no es nefasto para si mismos o para la industria a la que celebran, y estoy hablando de los fans de los videojuegos, los gamers.
Y si, como dije, tiene un lado negativo, y es ese old school gamer con el cerebro cerrado, porque yo mismo soy un old school gamer, teniendo en cuenta que el primer juego que jugué lo tuvo que copiar mi viejo de una revista a la pc, una vieja MSX, y encima lo probé un ratito porque mi hermana cuando perdió decidió apagar la pc de la bronca mandando las miles de líneas de código al cuerno XD. Cuando me refiero al old school gamer cerrado me refiero a esos tipos que te dicen que lo de antes era mejor, que hacen comparaciones absurdas y se niegan a ver la genialidad de lo que tenemos ahora. Si, el Baldurs Gates 2 fue genial, pero eso no quita que el Dragon Age Origins haya sido soberbio, el Fallout y el Fallout 2 son únicos, pero no quita que el Fallout 3 haya sido un juegazo y el New Vegas una de las mejores cosas que le paso a la industria. Pero lo copado de todo esto es que estos fans se ven abrumados frente al creciente número de gamers de nueva generación que vienen acaparando todo el lugar. Y es este fandom el que es un fandom abierto, que debate correctamente y que no se cierra en una sola cosa.
A este fandom yo le encuentro un par de puntos en particulares que le dieron su origen, porque todos sabemos que antes del 2000 ser un gamer no era una de las mejores cosas de la vida, dado que sufrías el destino del nerd, pero cosas como la internet y los juegos en red ayudaron muchísimo al crecimiento y la aceptación del fandom gamer. Un ejemplo es el Counter Strike, un juego que nunca me gusto, pero que hay que admitir que cuando uno decía “vamos a jugar al Counter”, se prendían todos, supieran o no supieran que es lo que era. Otro fueron las consolas, dado que de repente en cada casa había una consola y todos jugaban. Pero el puntapié mayor que noto fue con la aparición de los MMO, Massive Multiplayer Online, y acá tengo una experiencia propia en el asunto. Yo recuerdo que trabajaba en un ciber y un amigo había caído con este jueguito llamado Lineage 2, donde 200 monos podían pelearse con un dragón gigante. Como amante del medieval fantástico ahí nomas investigue y los videos me cautivaron, así que busque un servidor y caí en el viejo y querido Elwyn, en sus primeros meses de vida. Bajado el cliente, instalado el servidor comencé a jugar al Lineage 2 y me voló la cabeza, pero lo mejor que tenia el juego era que podías jugar con un montón de gente, unirse para matar un bicho o porque no, pegarle a otros personajes, era la locura.
La comunidad en Elwyn comenzó de a poco, unos 50 tipos, 100, 200, y así fue subiendo, jugaba todo el mundo en todos lados. Había tipos que no tenían idea de la vida y caían a jugar porque sus amigos jugaban y se prendían. La idea de que el juego te recompensaba por cualquier cosa (matar bichos, otros tipos, etc.) incentivaba a jugar más, y encima lo compartías con tus amigos y otra gente. También hay que admitir que el servidor se caía bastante en esos días, y eso también ayudo en parte a acelerar este proceso de crecimiento del fandom, dado que todos entraban en el foro a quejarse y a veces se caía un fin de semana y la gente se metía a hablar de cualquier cosa. Y así tenias tipos que venían a jugar al Lineage 2 hablando de política. Esto hizo sino aumentar la confianza, y llevo a las inevitables juntadas, dado que al final del día uno  iba a sentir intriga sobre aquel con el que jugaba. Y de estas juntadas salieron amistades de fierro, amigos de toda la vida, y muchas huevadas más. Y otro plus era que acá no había distinción de etnia, credo ni color, podías terminar de ver Naruto y ponerte a jugar Lineage mientras que el otro con el que jugabas estaba tomándose un vino en el ciber, no había un estilo para el gamer, y la verdad nunca lo hubo y no lo hay.
Ahora, esto multiplicado a todo el resto del mundo y tenemos grupos de gamers de todos los colores pero con la misma afición, los video juegos, algunos mas fanáticos, otros mas casuales, pero todos compartiendo lo mismo y sin darse caña al punto de tener la mala fama del otaku nipón o ser cerrados como el viejo comiquero yankee. Y eso es bastante obvio cuando ves y notas que alrededor del mundo hay muchísimos más eventos sociales con los video juegos como eje.
Por otro lado, y siendo un toque mas regionalistas, puedo notar que esta fraternidad que se siente entre los gamers, se viene dando en el otaku argentino (y creo que en el resto de Latinoamérica y España puede ser igual) quien ahora es mucho mas abierto de lo que era hace unos años, mas dispuesto a juntarse a disfrutar de lo que le gusta mas que a mirar con malos ojos aquellos que los critican, y eso es bueno y así debería ser, además de que gracias al señor fuera de Japón no son tantos los entes como los otaku nefastos del país del sol naciente. Al comiquero le esta pasando lo mismo, y en ambos casos, el comiquero y el otaku es el poder de las nuevas generaciones las que están abriendo las puertas del fandom y las cabezas de los mas viejos. Porque al final del día, el entretenimiento es entretenimiento y uno debería disfrutar con el mismo.
Así que eso, de las fantásticas fotos de Nana saltamos a una mirada personal y subjetiva del fandom en general, donde la idea es ser abierto y dedicarse a pasarla bien con lo que nos gusta. Seria idóneo que los que se encargan de producir este entretenimiento dejara de alimentar a lo que le hace mal, como es el caso del manga, el anime y los comics, y buscara otras formas de alcanzar mas publico, ser mas abierto y hacer dinero al mismo tiempo, difícil, utópico, pero seria genial.
A modo de ilustración de adonde quería llegar con la fraternidad entre gamers puedo dar un ejemplo bastante concreto y simple. Cuando era un chiquilín iba a la plaza con mis hermanos a jugar a la pelota y siempre estaba el grupete de pendejos jugando al futbol que te decían “nos falta gente, quieren jugar?” y ahí jugábamos todos. En el Lineage 2 uno estaba en Gludio comprando giladas y caía un grupete de personajes y uno te decía “Vamos a matar al Soul, te prendes?” y hacia allá íbamos todos a comer terreno frente al Soul, y eso estaba bueno.

Aquí la imagen completa!
 

Commento!