noticia | Cualquiera

Jóvenes sexy en el consultorio del odontólogo

Por pululon | 11:07
Así todos quieren ir.

Hace unos años ser odontólogo era uno de los negocios con más ganancias en Japón junto a los obstetras y las tiendas de pachinko, pero al día de hoy la cosa ha cambiado bastante.
El negocio ya no es lo que lo que era antes, además hay mas clínicas que tiendas de conveniencia, y para hacerla completa otros negocios alejan clientes de estas, tales como cirujanos plásticos haciendo implantes y esteticistas con el blanqueamiento dental. También se dice que los pacientes que antes iban al odontólogo al menor dolor ahora se abstienen o solo van a realizarse trabajos que son cubiertos por su seguro medico. Incluso se dice que para que un odontólogo tenga una ganancia considerable, debe atender unos 20 pacientes por día, y que uno entre cinco gana menos de tres millones de yenes (38,215 dólares) por años, lo que seria menos de lo que gana un conductor de taxi.
En este panorama, los odontólogos tienen que encontrar una manera de atraer clientes a sus clínicas, y que mejor manera que ofrecer la visión de jóvenes y hermosas higienistas dentales con un importante escote. Al menos así lo pensó un odontólogo en una clínica en Tokio, donde una joven, llamada Hiromi, higienista dental de 24 años comenzó a trabajar.

El doctor es un verdadero canalla, solo contrata mujeres bonitas para atraer pacientes.

Hiromi trabajaba con tres colegas vistiendo blancos y ajustados uniformes que dejaban un buen escote a la vista así como también mostraban considerablemente sus piernas.

La clínica atrae salarymen que trabajan en el área. Nos dijeron que el uniforme venia con el trabajo.

Después de tres meses de haber sido contratada, el doctor le dijo a Hiromi que emulara a una asistente mayor llamada Megumi. Mientras el doctor estaba llenando una cavidad en un paciente, Megumi se acercaba y se apoyaba contra el hombro de este último para que puedan sentir generosamente su importante delantera. Tan bien era el extra de Megumi que  los clientes pedían por ella cuando llamaban a por una cita.
A todo esto Hiromi acepto el dar el servicio el cual tenía una lógica explicación por parte del doctor.

Por favor entiende que son tiempos duros en este negocio, y esto es lo que tenemos que hacer para comer. Si emulas a Megumi los pacientes serán capaces de ignorar su dolor y querrán volver de nuevo. Es una buena forma de comunicación entre el higienista y los pacientes. Y vendrán por más tratamientos caros que no son cubiertos por sus seguros médicos.

Pero no todo iba a ser color de rosa para la higienista dental, dado que cuando estaba removiendo las manchas de los dientes de un paciente de mediana edad, este comenzó a aprovecharse de su delantera con su hombro al tiempo que le lamia el dedo (!), para luego pasar a manosearle las tetas a lo cual obviamente la joven se quejo, pero el doctor, al ver que se trataba de un buen cliente, le dijo que sonría y se aguante. Esta más que claro que la chica renuncio.
A todo esto, la clínica sigue ahí en Tokio al parecer, en una suerte de situación sacada de un manga ero, pero dando a entender que a la hora de atraer clientes no hay nada mejor que una buena delantera y una sonrisa sexy.
Ahora bien, si los odontólogos tienen que pedirle a sus higienistas que le hagan masaje con sus pechos a los clientes estamos frente a un importante quiebre en la profesión, indicándonos una vez mas que la sociedad se esta yendo al cuerno.

Aquí la imagen completa!

27
de July 2012

Commento!